Industria 4.0 o La Cuarta Revolución Industrial

En diciembre se publicó la segunda edición del Estudio Smart Industry 4.0 de Everis y el Observatorio de la Industria 4.0, con la colaboración de Advanced Factories y el Club de Excelencia en Gestión.

Un estudio que nos muestra que el 80% de las empresas encuestas tiene planes de transformación digital. La muestra se ha centrado en empresas industriales con más de 2.100 trabajadores.

 

El término “Industria 4.0” fue concebido en Alemania en 2015 como parte de una campaña para fomentar el desarrollo tecnológico y las iniciativas de fabricación avanzada para transformar la fabricación y la producción.

Industria 4.0, en esencia, representa la próxima revolución industrial y representa la próxima generación en fabricación avanzada donde todo está interconectado y es colaborativo.
La cuarta revolución industrial es la integración del mundo físico que se convertirá en un tipo de sistema de información mediante sensores incrustados en objetos físicos y conectados a través de redes.

 

Gracias a esta nueva revolución y la centralización de los datos operativos se fusionan los datos de proceso y los sistemas físicos en uno solo.

A medida que la tecnología evoluciona, veremos una mayor funcionalidad de los equipos de ingeniería.

Es universal la creencia de que en un futuro muy cercano, ya no va a ser suficiente para ser un experto en un campo individual como “ingeniero mecánico”.

Más bien, los trabajadores de la fábrica necesitarán entender sistemas completos para implementar un verdadero cambio de proceso. Incluso si miramos al futuro – la visión de la “fábrica inteligente” – la mano de obra humana necesitará habilidades múltiples para asumir funciones de fabricación complejas para incluir la implementación, el soporte y la formación de estos sistemas cibernéticos que son muy avanzados .

Estudio de Industria 4.0: La digitalización en el sector industrial español

 

En la fábrica del futuro, las máquinas reconocerán instantáneamente el material que se les trae y se ajustarán en consecuencia para proporcionar un servicio preciso y eficiente.  A continuación, la inteligencia integrada del sistema registrará de forma autónoma las desviaciones del proceso estándar para poder determinar cuándo se realiza la parte. Por último, pedirá que el transporte del bien sea llevado a la siguiente etapa del proceso. El transporte, será completamente autónomo.

El proceso y el dispositivo se volverán inseparables.

Industria 4.0

Esta es la dirección en la que nos dirigimos y está todo impulsado por las capacidades de Industria 4.0.

Todo son ventajas: Hacer la producción más rápida, más eficiente y más flexible a través de sistemas inteligentes conectados a lo largo de toda la cadena de valor. El hombre y la máquina se comunican en nuevas dimensiones en nuestra empresa. Estamos optimizando toda la cadena de valor en tiempo real. Los nuevos requerimientos de los clientes o la disponibilidad de materias primas se tienen en cuenta automáticamente.

Estamos en medio de una importante transformación en la manera de fabricar productos y bienes, gracias a la digitalización de los procesos de fabricación. Esta transición es tan convincente que se conoce como Industria 4.0, nombre que se utiliza para denominar a la cuarta revolución industrial, la cual está ocurriendo ahora mismo y está generando cambios drásticos en la manera en que se hacen las cosas a nivel industrial.

Concepto de Industria 4.0

Cuando se habla de Industria 4.0, Industry 4.0 o Cuarta Revolución Industrial, nos referimos a la transformación de la industria y a la digitalización e integración de todos los procesos industriales que conforman la cadena de valor y que permiten cubrir las necesidades de los clientes en el mercado actual.

La Industria 4.0 utiliza las tecnologías digitales para reaccionar con mayor rapidez a los cambios del mercado, ofrecer productos más personalizados y aumentar la eficiencia operativa. Esto efectúa un cambio de paradigmas a nivel industrial.

Origen de la Industria 4.0

Inicialmente, el término fue acuñado en el año 2011 en la feria de tecnología industrial más popular del mundo: La feria de Hannover, realizada anualmente en Alemania.

Este concepto tiene su base en la necesidad de impulsar el desarrollo y creación de “La producción inteligente”. Se trata de un nuevo enfoque sobre la fabricación computarizada, uniendo todos los procesos posteriores con ayuda del Internet Industrial de las Cosas, sus siglas IIoT.

A raíz de esta feria, el gobierno de Alemania para el año 2013 tomó en cuenta esta iniciativa con el propósito de competir con países avanzados tecnológicamente en el área de la industria –fabricación de productos colectivos e individualizados-

De esta manera, comenzó la competencia del resto de los países activos en materia de industria como Estados Unidos, Europa y China.

¿A qué se enfrenta la Industria 4.0 hoy?

La Industria 4.0 conlleva una serie de desafíos que deben ser superados para que su implementación y sostenibilidad en el mundo pueda ser una realidad.

  • Económicos:
    Adaptar las industrias a la cuarta revolución industrial conlleva una gran inversión de capital. Además, hace falta reformar los modelos de negocio actuales. Por no omitir que la rentabilidad de la operación no puede ser estimada con claridad.
  • Sociales:
    Se producirá la pérdida de muchos oficios y puestos laborales por la automatización de muchos puestos de trabajo que pasarán a ser controlados por inteligencias artificiales; especialmente, será el caso de los obreros. Además, existe también resistencia al cambio de parte de los trabajadores y de los grupos inversores, la cual es habitual en toda revolución.
  • Políticos:
    La mayoría de la reglamentación actual quedará en desuso, por lo que será necesaria la creación de una nueva normativa para regular la actividad industrial. Por ahora, los lineamientos legales aplicables a la industria 4.0 no están definidos, y esta falta de claridad demora la adopción del proceso.
  • Organizacionales:
    La ciberseguridad es un factor de gran importancia para la industria 4.0, pues deben proteger sus sistemas de cualquier ataque cibernético al estar dentro de un proceso de transición para adecuarse a la digitalización. Los problemas telecomunicacionales o informáticos deben ser evitados a toda costa, pues se producirían pérdidas millonarias en caso de ocurrir un incidente de este tipo. Por otro lado, el mercado laboral actual presenta una falta de personal capacitado para operar en la Industria 4.0.

Beneficios de la Industria 4.0

  • Una gestión superior de los recursos y un incremento en la productividad.
  • Una toma de decisiones más eficiente basada en información real.
  • Procesos productivos optimizados e integrados
  • Alcanzar una producción masiva y personalizada en tiempo real pasa a ser un proceso más flexible.
  • Comunicación directa entre los clientes y las organizaciones, lo que significa que se puede entender mejor lo que los clientes necesitan.
  • Disminución del tiempo de fabricación tanto la comercialización de los productos como en el diseño de los mismo.
  • Disminución del porcentaje de desperfectos y defectos en las fábricas, pues los prototipos podrán ser probados de forma virtual y las líneas de montajes serán optimizadas.

Principios y fundamentos de la Industria 4.0

  • La virtualización:
    Permite generar una copia virtual a través de la recolección de datos y modelización de procesos industriales físicos. De esta manera se obtiene modelos virtuales de Plantas industriales y modelos de simulación
  • Disposición de servicio:
    Permite transferir el nuevo valor generado al cliente ya sea en forma de servicios mejorados o nuevos.
  • Descentralización:
    Es la capacidad que deben tener los sistemas ciberfísicos para tomar decisiones autónomas en lo que respecta a la fabricación.
  • Análisis en tiempo real:
    Reúne cantidades grandes de información –Big Data– que facilitan la optimización, vigilancia y control de los procesos, favoreciendo que los resultados alcanzados sean los estipulados.
  • Interoperabilidad:
    Es la comunicación de todos los elementos que componen la Industria, desde los sistemas ciberfísicos hasta el personal.
  • Adaptación:
    Se refiere a una mayor capacidad de poder hacer frente a las necesidades de la industria y del comercio a cada momento, sin importar las circunstancias.

Aplicaciones de la Industria 4.0

Mientras que muchas organizaciones niegan la forma en que la Industria 4.0 podría cambiar sus empresas, otros están implementando cambios hoy y preparándose para un futuro en el que la tecnología mejore su negocio. Aquí están algunas de las posibles aplicaciones:

  • Uso de Robots:
    La robótica, que antes sólo era posible para las grandes empresas con presupuestos igualmente grandes, ahora es más asequible y está al alcance de organizaciones de todos los tamaños. Desde recoger los productos en un almacén hasta su preparación para el envío, los robots autónomos pueden apoyar de forma rápida y segura a los fabricantes.
  • Optimizar la logística y las cadenas de producción:
    una cadena de suministro conectada puede ajustarse y acomodarse cuando se presenta nueva información. Si existe un retraso en el tiempo de un envío, un sistema conectado puede ajustarse proactivamente a esa realidad y modificar las prioridades de fabricación.
  • Equipo y vehículos autónomos:
    el uso de grúas y camiones autónomos agilizarán cualquier operación.
  • Detectar oportunidades:
    La utilización de máquinas interconectadas puede informar sobre cualquier incidente, desde el mantenimiento o rendimiento hasta otros tópicos –como analizar datos que detecten patrones–. En otras palabras, la Industria 4.0 ofrece una gran oportunidad a los fabricantes que desean optimizar sus operaciones de manera sencilla y rápida.
  • La impresión en 3D o Fabricación aditiva:
    Esta tecnología ha mejorado enormemente en los últimos años, por lo que ha pasado de ser usada en la creación de prototipos a la producción real. Los aditivos metálicos son cada vez más usados en el sector industrial, por lo que el avance de esta tecnología he generado muchas posibilidades para la producción.
  • Internet de las Cosas (IoT) y la nube:
    Un componente clave de la Industria 4.0 es el Internet de las Cosas –ahora llamado Internet Industrial de las Cosas-, el cual se caracteriza por la aplicación de dispositivos conectados. Esto no sólo ayuda a las operaciones internas, sino que, mediante el uso de nubes de almacenamiento de datos, los equipos y las operaciones pueden ser optimizados para aprovechar los conocimientos de terceros que emplean el mismo equipo o para permitir que las empresas más pequeñas tengan acceso a tecnologías que no podrían conseguir por sí solas.

Mientras que la Industria 4.0  continúa su evolución, las empresas que están adoptando las nuevas tecnologías, han notado el potencial que ha traído la Cuarta Revolución Industrial. Por ello, luchan por la capacitación de su fuerza de trabajo actual, pues esta cuarta era de trabajo volverá obsoletos muchos puestos de trabajo y generará nuevos oficios.

Usamos cookies para brindarte la mejor experiencia en línea. Puedes aceptarlas, configurarlas o Rechazarlas

Privacy Settings saved!
Servicio de Cookies

Si navega por nuestro sitio web, estará aceptando el uso de las cookies en las condiciones establecidas en la presente política de cookies. Esta política puede ser actualizada, por lo que le invitamos a revisarla de forma regular.

Son aquellas que sirven para una correcta navegación o cookies que sirven para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente con propósitos de mantenimiento periódico, y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario. Estas cookies son necesarias para el funcionamiento de la web, no son desactivables.

In order to use this website we use the following technically required cookies
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios